viernes, 1 de diciembre de 2017

En bandeja de plata


Qué bonito sería, que todas las noches te contara uno de esos cuentos tan malos que te hacían reír, pero ya estamos en otro plano: el de dejar sobre la mesita de noche el manual de instrucciones de la magia. Y el caso es que de nada sirve, pues con el paso del tiempo hemos ido perdiendo esas piezas que parecían insignificantes y que hoy ya no nos permiten reconstruir nuestro hogar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario